Reballing de Laptops y Consolas

Las 3 luces rojas de la xbox 360 o la luz amarilla de PS3 o o dar video en las laptops, son indicadores de un fallo grave de hardware que inhabilita la consola o laptop para su uso. Aunque normalmente siempre asociamos este tipo de fallos a un error de GPU o de procesador, la causa real puede ser muy diversa.



Cuando se procede a realizar el diagnóstico de una Consola o Laptop la propia consola tiene un sistema alternativo de auto diagnóstico que puede ayudarnos a discriminar los casos en los que las 3 luces rojas son debidas a un fallo del procesador, o como es frecuente en modelos antiguos a un fallo de la RAM, o a otra parte del hardware.



Sin embargo, en PlayStation 3 este mecanismo interno no existe, siendo por ello más dificultosa la determinación de la causa real del problema. De este modo y de forma sistemática, antes de llegar a un procedimiento de reballing se deben seguir unas rutinas de diagnóstico que comienzan por la prueba de otra fuente de alimentación de la que se tengan garantías de su funcionamiento, seguido de una revisión Tester en mano de la funcionalidad de la placa base, para finalmente realizar un reflow para verificar la viabilidad real del procedimiento de reballing.



En definitiva, esto quiere decir que no toda luz amarilla, 3 luces rojas, o falta de video en laptops son solucionables a través de un procedimiento de reballing, e incluso en muchos casos no son solucionables a través de ningún procedimiento que conlleve una relación coste/seguridad que interese.



Sin embargo, una vez ya diagnosticado por nuestros técnicos que la solución adecuada para el problema de tu consola es el reballing nos queda contestar tres preguntas: ¿Por qué se produce este fallo de hardware?, ¿En qué consiste el procedimiento de reballing?, ¿Conlleva algún riesgo o posible incidencia este procedimiento?.​

¿Por qué se produce este fallo de hardware?

En muchos hilos en foros podemos encontrar diversas contestaciones más o menos científicas, pero la respuesta más sencilla es que el origen suele estar en un sobrecalentamiento de la consola que hace que falle la soldadura del procesador.



Algunos afinarán un poco más afirmando que el problema es por el uso de estaños sin plomo en dichas soldaduras, ya que si se realizase con plomo esta aguantaría más, cuestión esta que es cierta a nivel práctico, pero como técnicos y especialistas debemos matizar:

La cuestión a nivel científico no estriba en el punto de fusión del estaño con plomo o sin plomo sino que, al estar obligadas las compañías por normativas internacionales a usar estaño sin plomo, y ser este método mucho más caro, utilizan bolas de soldadura de muy baja calidad para minimizar los costes.



El uso de estos materiales tan económicos provoca que el resultado sea poco fiable al someter la consola a un uso o calentamiento intensivo, produciendo roturas en las bolas, de soldadura parcial por impurezas y otras vicisitudes que nos llevan al final a la muerte técnica de nuestra consola de videojuegos.



Sin embargo,​ las bolas de estaño con plomo, siendo de un coste mucho menor, ofrecen unos parámetros de calidad suficientes para el correcto uso de la consola. Indicar que se podrían también utilizar bolas de estaño sin plomo de alta calidad, o de estaño con plata (ofreciendo también una mayor garantía y un mayor cuidado medioambiental), pero esto incrementaría exponencialmente el coste del servicio, no siendo ventajoso en comparación con el precio de mercado de una consola nueva.

¿En qué consiste el procedimiento de reballing?

En síntesis, el proceso de reballing consiste en la extracción del procesador para sustituir la soldadura defectuosa por una nueva y recolocar el procesador en la placa.



A nivel técnico la extracción se realiza mediante una maquina de reballing, la cual consiste en una fuente controlable de calor que permite alcanzar la temperatura de fusión del estaño pero que al ser regulable por fases de temperatura y tiempo evitan el daño que se produciría en la placa base o el propio procesador al aplicarle directamente una fuente de calor, lo que diferencia a este procedimiento de otros métodos con exposición directa, como el caso del reflow.



Además tiene como principal diferencia, respecto al reflow, la sustitución de las bolas de soldadura que han podido ser la causa del problema.

Una vez extraído el procesador, se eliminaran los residuos de soldadura restantes, y se procederá a la limpieza, siendo necesario en la mayoría de los casos el uso de una limpiadora por ultrasonidos, pues no siempre es suficiente con el uso de alcohol isopropilico.


Posteriormente, se procederá a la reposición de unas nuevas bolas de estaño con plomo, que una vez fijadas en los puntos de conexión del procesador nos permitirán a través de la misma maquina de reballing invertir el proceso, para que el procesador se resolde y así tener la máquina de nuevo funcionando.

¿Conlleva algún riesgo o posible incidencia el reballing?

La última pregunta es quizás la más sencilla de ver para un técnico.

Todo procedimiento técnico que no sea la sustitución pura de elementos es susceptible de error, hecho que en Gammer's Style minimizamos a través de la especialización y del uso del mejor instrumental disponible en el mercado, pero que puede finalizar con un diagnóstico negativo al ser el problema diferente o no detectable a través de los medios de técnicos existentes.

Sin embargo, desde el punto de vista de un cliente es difícilmente aceptable el concepto de “su consola no puede ser reparada mediante este procedimiento”. Esto se debe en gran parte a la carencia de información sobre los riesgos y sobre los distintos impedimentos técnicos que pueden surgir.


Pese a que este tipo de incidencias se dan en menos del 10% de los casos, vamos a proceder a describir su tipología para que así los clientes que accedan a nuestro servicio tengan toda la información necesaria para que puedan crearse una visión bien formada del proceso.

Casos en el que el reballing no podría funcionar

1

Consolas que han sido sometidas previamente a otros procedimientos de reparación de luz amarilla o 3 luces rojas (consola a la que ya se le haya prácticado un reflow) pueden seguir fallando una vez realizado el reballing, debido a que la sobrexposición del procesador a una fuente de calor haya causado daño en la placa base (caso en el que la única solución sería un cambio de placa).

2

Casos idénticos al anterior (sometidas a intenso calor) confirmándose que el daño sufrido ha sido en el propio procesador . En este caso desde Gammer's Style se ofrecería el cambio por un procesador nuevo con el correspondiente incremento del coste, si bien continúa siendo ventajoso respecto a un cambio de consola.

3

Aunque la posibilidad es mínima, puede ocurrir que la placa base sufra o se dañe como consecuencia de una exposición a la máquina de reballig, esto es debido no al procedimiento o instrumental, sino a la debilidad o fallos inherentes ya existentes en la placa, ante lo cual solo cabría la sustitución de la misma.

4

La última posibilidad y la más insólita es que una vez cambiado o sustituido el procesador, la consola siga presentando el mismo error, lo cual indicará que el fallo de hardware puede estar localizado en cualquiera de los otros chips y dispositivos que hay en la placa y que no son verificables por medios técnicos convencionales. En este caso, el tiempo de trabajo técnico para localizar el error haría que los costes no fueran ventajosos respecto a la adquisición de una nueva consola.

Conclusiones sobre el reballing

A

La primera es que no todo caso de luz amarilla o tres luces rojas tiene solución, y por lo tanto siempre será necesario un diagnóstico previo con el que poder informar al cliente tanto de la idoneidad del procedimiento de reballing, como de las alternativas, como de las posibilidades de reparación.

B

La siguiente conclusión es que el procedimiento de reballing es con toda seguridad la técnica más adecuada para solucionar un problema generado por la soldadura de los procesadores a la placa, pues no se limita a resoldar la misma, sino que sustituye el factor que es el origen y causante del problema: la mala calidad de las bolas de estaño sin plomo que llevan las consolas. También es la técnica menos agresiva por el control del calor y su exposición a los elementos de la consola.

C

Por último, podemos concluir que al no ser una reparación por sustitución pura de los componentes, sino que se interactua a nivel técnico con los elementos ya existentes en la consola, placa y procesador, este procedimiento es susceptible de incidencias en un bajo porcentaje,  tanto porque existan otros fallos en la consola que han escapado al diagnóstico, como por la aplicación de los propios medios técnicos que pueden reportar la solución.

En Gammer's Style puedes tener la confianza y tranquilidad de que usamos los mejores medios para obtener los mayores resultados. No solo somos especi​​alistas en consolas, sino que también ofrecemos la máxima información sobre las operaciones que realizamos en tu PS4 o Xbox One, sus características y sus consecuencias.​​​​​

Horario de atención:

Lunes a Sábado:

9:00 a.m. a 6:30 p.m.

Horario Corrido

Domingos:

No laboramos

Contáctenos

Nuestros Servicios

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • Yelp - Gris Círculo
© 2010 - 2021 Gammers Style México. Todos los Derechos Reservados.